Una luxación de rótula consiste en la lesión de la articulación de la rodilla cuando los dos huesos que la forman pierden conexión debido a una fuerte contusión o movimiento que la desplace. La rótula, hueso que protege la rodilla, se desplaza fuera de su cavidad debido a que fémur y tibia se desencajan.

El hecho de luxarse la rótula, además de llegar a ser muy doloroso, produce inestabilidad y es capaz incluso de hacer que la persona caiga al suelo. Al ser una pieza fundamental para la extensión de la articulación, esta luxación provoca importantes limitaciones. Por eso, desde Clínica Síntesis Center conseguimos readaptar mediante su adecuado tratamiento, haciendo que el paciente continúe con su vida cotidiana y deportiva habitual.

luxación rótula

Causas de la luxación de rótula: factores de riesgo

La rodilla es una de las articulaciones que más sufren en la actividad diaria. Esto es debido a que soporta todo el peso corporal incrementándolo con el impacto producido al correr o saltar. Es por esto que la luxación de rótula suele ser una lesión bastante frecuente, sobre todo en deportistas.

La luxación se produce cuando el hueso se desencaja de la articulación, sin volver a la posición natural.  Causada mayormente por un fuerte golpe que provoca el desplazamiento, aunque existen otros motivos por los que la rótula puede luxarse o dislocarse:

  • Un cuádriceps débil en su zona interna o músculo vasto medial. Su función es precisamente mantener la rótula en su sitio durante los movimientos, por lo que si no está lo suficientemente fortalecido, el riesgo de lesión es mayor.
  • Los pies planos hacen que los huesos de las piernas no estén alineados, pudiendo dar lugar a que la rótula se salga de su posición frontal. Un estudio de la pisada te ayudará a corregir posibles disfunciones como esta.
  • Excesiva pronunciación del ángulo femoral, entre la cadera y la rótula (ángulo Q).

Si aprecias una inflamación en la rodilla, fuerte dolor alrededor de la rótula e incluso un ligero desplazamiento, es probable que hayas sufrido una luxación, pero esto siempre debe confirmártelo un especialista. Por eso nuestro equipo de fisioterapeutas en Málaga te explica cómo puede aparecer esta lesión y los tratamientos que aplicamos para la rehabilitación de la luxación de rótula.

La luxación de rótula más común

El traumatismo derivado de la luxación de rodilla puede darse de diferentes maneras. Dependerá, de cómo se desplace la tibia. La más frecuente, es la luxación externa de la rodilla, es decir, aquella que ocurre cuando la tibia se desplaza lateralmente.

luxación de rótula

 

Tratamiento y recuperación de una luxación rotuliana

En nuestro centro de fisioterapia en Málaga, una vez analizado el mecanismo lesionado, procedemos a la rehabilitación de la zona. Esto, es fundamental para recuperar la movilidad de la rodilla en su totalidad. ¡Por eso el papel del fisioterapeuta es vital!

El tiempo de rehabilitación siempre dependerá del paciente. También, de la gravedad de la lesión. Se comienza controlando la inflamación, el dolor y enrojecimiento mediante reposo, hielo y elevación del pie correspondiente. De esta manera, se reduce el riego sanguíneo a la zona y esto contribuye a rebajar el hinchazón.

Llevamos a cabo ejercicios isométricos de cuádriceps, esenciales para fortalecer la musculatura del vasto medio. La intensidad de estos va aumentando conforme avanzan las semanas, ayudando así a que el paciente soporte mejor su propio peso sobre la rótula. La rehabilitación, en sus últimas semanas, ya nos permite introducir ejercicio moderado progresivamente para ganar estabilidad.

Ya sea por genética o cualquier otra causa, la luxación de la rótula no debe perderse de vista. Si no se trata a tiempo, puede arrastrar serias complicaciones. ¡No dejes que nada frene tu rutina diaria! Confía tu rehabilitación deportiva a Clínica Síntesis Center.


Autor: Clínica Síntesis Center

Edición y diseño: La Factoría Creativa

La luxación de rótula y su recuperación con fisioterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *